El Hno. Policarpo nos habla - Julio

7/17/2015

 

Seguimos compartiendo textos de puño y letra del Venerable Hermano Policarpo, para conocer de primera mano su personalidad y pensamiento:

 

1      El fin de este Instituto no es solamente trabajar con la ayuda de la gracia divina para obtener la propia salvación, sino también dedicarse con todas las fuerzas, con la ayuda de la misma gracia, a la instrucción religiosa y moral de los niños.

 

2      Es una cosa conforme a su vocación el viajar a diversos países y fijar su residencia en cualquier parte del mundo donde crean poder ofrecer a Dios mayor servicio y ser más útiles para la salvación de los niños.

 

3      Trabajarán con ardor en su propia santificación personal y en la de sus alumnos, haciéndoles conocer y practicar nuestra santa religión.

 

4      Tendrán la mayor estima de su vocación y no descuidarán medio alguno para perfeccionarse en ella.

 

5      Debe animarles constantemente un espíritu de fe viva, una gran confianza en Dios y una entrañable caridad con el prójimo.

 

6      Nunca se acobardarán ante las dificultades, por grandes que sean; temerán solamente una cosa: el pecado y la desgracia de perder su vocación.

 

7      Se considerarán establecidos por Dios para guardar el tesoro de la inocencia de los niños a ellos confiados y para alejar de sus almas cuanto pudiera inducirlos al pecado.

 

8      Nunca dejarán solos a sus alumnos, sobre todo en los dormitorios y en los recreos. La oración, la vigilancia, el buen ejemplo y las instrucciones puestas al alcance de sus alumnos serán los medios que emplearán para santificarlos.

 

9      No debe haber en el Instituto ninguna inclinación especial hacia tal o cual partido político que pudiera formarse en los diferentes estados y distritos; habrá, más bien, una especie de amor universal que, en nombre de Nuestro Señor, abarque todos los partidos.  

Please reload