Para adorar a Cristo

2/28/2016

 

Entre las formas de oración recomendadas por la Iglesia, están las Letanías. Consisten en una serie de invocaciones, dirigidas a alguna de las personas divinas o a la Virgen. Al sucederse una a otra de manera uniforme, crean un “flujo de oración” caracterizado por una insistente alabanza-súplica.

 

El Hno. André Mercier es el autor de esta serie de letanías que ahora compartimos. Están pensadas para la adoración al santísimo y hacen referencia a nuestra capilla comunitaria o del colegio:

 

Casa de María.

Residencia del Sagrado Corazón.

Taller de José.

Habitación de los ángeles.

Corazón extendido.

Pozo de Jacob.

Agua para la samaritana, para María Magdalena, para nosotros, para mí.

Biblia Abierta.

Mesa común.

Soledad apreciada.

Desierto poblado de inspiración.

Peregrinación a Roma.

Teología explicada.

Marcha a Jerusalén.

Vía Crucis cotidiano.

Puerta del cielo entreabierta.

Jardín de los olivos familiar.

Gabinete de entrevista con Jesús.

Altar en espera de la ofrenda.

Santo de los santos.

Cruz del resucitado.

Nazareth.

Ternura y pobreza de Belén.

 

Hno. Andrés Mercier

Please reload