El mes de María, según Andrés Coindre