Oramos por los Trabajadores en su día


Hoy todos los trabajadores celebran su día. Desde aquí va nuestro saludo y reconocimiento a todos, especialmente a todos los que trabajan cada día para que los niños y jóvenes tengan mejores condiciones de vida y reciban una buena educación.

Y junto con esta felicitación también invitamos a todos a mirar el trabajo con la mirada de Dios: no como un castigo sino como una tarea de enorme responsabilidad que se nos ha encomendado, la de ser “colaboradores” de Dios en el cuidado de toda su creación, especialmente en el cuidado de sus hijos e hijas. Poder trabajar es una bendición.

Invitamos a todos los trabajadores a orar con esta sencilla oración que compartimos.

Oración para bendecir el trabajo.

Te doy gracias, Señor, porque puedo trabajar.

Bendice mis labores y las de mis compañeros.

Danos la gracia de conocerte a través del trabajo de todos los días.

Ayúdanos a ser servidores incansables de los demás.

Ayúdanos a hacer de nuestro trabajo una oración.

Ayúdanos a descubrir en el trabajo una posibilidad

de construir un mundo mejor.

Maestro, eres el único que puede saciar nuestra sed de justicia,

concédenos la gracia de liberarnos de toda vanidad y de ser humildes.

Te doy gracias, Señor, porque puedo trabajar.

No permitas que a mi familia le falte el sustento

y que en cada hogar haya siempre lo necesario para vivir dignamente.

Amén.

Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Archivo