Lomas de Zamora: Una exalumna becada en EEUU

4/19/2018

Informa: Marcelo León


María Belén Rocco Lamanna es egresada del Colegio Sagrado Corazón de Lomas de Zamora, cursa la carrera de derecho en la Universidad de Lomas, y fue becada por la Fundación Fulbright y el Ministerio de Educación de la Nación para cursar una experiencia de intercambio en la Universidad de Kansas (EEUU). Este es su testimonio:

 

 

Aprendizajes para toda la vida

 

Un legado valioso


Desde los tres hasta los dieciocho años de edad formé parte del Colegio Sagrado Corazón. Atesoro muchos recuerdos vividos en los pasillos, aulas y patios que nunca voy a olvidar, tanto con mis amigos como con profesores, preceptores, directivos y los hermanos. Siempre recuerdo las excursiones a Pontevedra, el día del Sagrado Corazón cantando en el gimnasio con mis amigos y tomando chocolatada caliente, las tardes jugando al hockey, los recreos en el patio jugando a las escondidas; y ya más grande, sentada debajo de los árboles, las lecciones de vida compartidas por los profesores, los actos de las fechas patrias, entre muchas cosas más.
Mucho de lo aprendido en el colegio lo utilizo en la actualidad para llevar adelante mi carrera
universitaria, sobre todo las técnicas para resumir que nos enseñaban en las clases de Prácticas del Lenguaje. Las materias de Derecho e Historia fueron las que despertaron mi interés por las leyes que luego terminó en mi decisión de estudiar abogacía.

Actualmente estoy estudiando derecho en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Decidí seguir esta carrera porque me interesa ayudar a la gente y lograr justicia e igualdad, que creo también fueron valores que obtuve, además de mi familia, de los hermanos del colegio.

 

En el extranjero

 

El año pasado la universidad me invitó a postularme para una beca de estudios llamada “Friends of Fulbright”, organizada por el Ministerio de Educación de la Nación Argentina, la Embajada de Estados Unidos y la Comisión Fulbright, en donde se seleccionaban alrededor de 300 estudiantes universitarios de todo el país para realizar un viaje de intercambio a distintas universidades de Estados Unidos, con el objeto de obtener el perfeccionamiento del idioma Inglés y poder realizar cursos relacionados con nuestras carreras de grado.
En el mes de octubre, luego de diversas entrevistas me comunicaron que había sido  eleccionada, siendo la primera alumna de la universidad en obtener una beca de este tipo. Me destinaron a la Universidad de Kansas en donde viví durante 7 semanas junto a 19 chicos de Argentina, con los cuales tuvimos la oportunidad de aprender sobre la cultura norteamericana y vivir experiencias inolvidables.
La Universidad de Kansas está emplazada en la ciudad de Lawrence, cercana a Kansas City y la vida social de la misma está íntimamente relacionada con la universidad porque de una u otra manera toda la gente que vive ahí, es porque trabaja o estudia allí.
En mi estadía concurrí a distintos cursos de inglés y tuve la oportunidad de asistir a clases en algunas materias relacionadas con mi carrera. En estas últimas me llamo mucho la atención que las aulas estuvieran diseñadas para la asistencia de pocos alumnos a diferencia de las nuestras que tienen capacidad para más de 100 personas. Esto está relacionado con que las universidades norteamericanas son pagas -aunque sean estatales- y el costo de las mismas es tan alto que no está al alcance de la mayoría de las personas, por lo que acceder a una cerrera universitaria no es tan fácil como en nuestro país. Le dan mucha importancia al deporte, ya que les permite el ingreso de recursos, y es por eso que destinan la mayor parte de los fondos a la construcción de estadios y el mantenimiento de los deportistas a los que les otorgan becas.
Para mostrar nuestra cultura a los estudiantes y directivos, en el grupo de becados argentinos
organizamos tres eventos en los que presentamos los lugares turísticos más importantes, la comida y música típica de nuestro país, realizando juegos en los que participaron jóvenes de distintas nacionalidades, además de Estados Unidos, de Corea del Sur, Italia, Paraguay y México, entre otros.
Las personas con las que me relacioné fueron muy amables y me hicieron sentir muy cómoda,
algunos ya conocían nuestro país porque lo habían visitado y tenían un buen recuerdo, de la misma manera que ellos dejaron en mí un buen recuerdo de este viaje.

Please reload