Misión Cor Jesu 2019 de Venado Tuerto

3/25/2019

Nuestra misión fue llevada a cabo en la localidad de San Eduardo, provincia de Santa Fe. El grupo estaba integrado por 24 misioneros Corazonistas, uno de ellos el Hermano asesor, Roberto De Luca.

Ésta fue la segunda vez en San Eduardo, ya que la misión busca trabajar por tres años seguidos en la misma localidad. Nuestro tema principal y eje a trabajar fue la Sagrada Familia, ya que vimos reflejados en ella muchos valores importantes que le harían muy bien al pueblo.

 

Nuestro día constaba de dos momentos principales de apostolado: por la mañana realizamos visitas a las casas y por la tarde la catequesis con niños, jóvenes y adultos. A comparación del primer año de misión, observamos una mayor predisposición del pueblo. Destacamos que este año pudimos lograr más partición de los jóvenes, algo que el año pasado no pudimos hacer. En cuanto a los niños se pudieron realizar todas las catequesis previstas, tratando diversos temas con actividades acordes a sus edades.

En cuanto a los momentos de oración eran tres a lo largo del día: comenzamos la mañana rezando con el evangelio y el salmo diarios, y su respectiva reflexión; luego de las visitas, al medio día, teníamos un momento dedicado a María a través del rezo del Rosario; y, para finalizar la jornada, culminamos con la oración de la noche, la cual era más dinámica y espontánea. Cada día el grupo encargado de guiar la oración era diferente, lo que contribuía a la diversidad y, de esta manera, favorecía nuestro crecimiento espiritual.

 

Otro aspecto que consideramos fundamental es la vida en comunidad y fraternidad que llevamos durante los días de misión.  Tener presente esto a lo largo de la misión colaboró enormemente en la unión del grupo, permitiendo fortalecer las relaciones al crearse una hermosa familia misionera. Además de realizar la tarea de misión para el pueblo nos tomamos un día de descanso, que generalmente es sobre la mitad de la misión, donde realizamos actividades para la unión del grupo las cuales nos llenan espiritualmente. Este día nos sirvió para cargar energías y seguir dando lo mejor en los días restantes.

 

Damos gracias al Señor por habernos permitido experimentar su amor de una manera diferente, en la convivencia y en el servicio.

 

 

 

 

Please reload