Un signo en nuestro camino hacia el Bicentenario

10/31/2019

 

La “Bandera del Bicentenario” fue elaborada a pedido del Consejo General que terminó sus funciones en 2018, como un signo para dar inicio en todo el Instituto al trienio de preparación para el Bicentenario. Se hizo una para cada país donde estamos presentes los Hermanos del Sagrado Corazón, cada una en el idioma correspondiente.

 

Fueron entregadas por el Hno. Mark Hilton en la Eucaristía de clausura del Capítulo General de 2018, en el que fue elegido nuevo Superior General. A nuestra Provincia de América Austral le correspondieron dos: una para Argentina y otra para Uruguay.

 

Está elaborada en seda, pues ese era el material que aprendían a trabajar los jóvenes que el Padre Andrés Coindre recibía en su “providencia” Piadoso Socorro. Además, para hacerla se utilizó un telar “Jacquard”, similar a los que se usaban en 1821 y que revolucionaron la industria textil. El trabajo se llevó a cabo en la ciudad de Lyon, Francia, que vio nacer a nuestra familia Corazonista.

 

 

 

 

En cuanto a su contenido, la Bandera cuenta con:

  • Tres palabras (Educar, Instruir y Evangelizar) que resumen el servicio que nuestro Fundador buscaba brindar a los niños y jóvenes, y que aún son válidas para nosotros en cualquier contexto.

  • El nombre del Instituto (Hermanos del Sagrado Corazón), el motivo de la bandera (Bicentenario) y la fecha de fundación (30 de septiembre de 1821).

  • Un dibujo donde un adulto supervisa el trabajo de dos jóvenes con un telar Jacquard. Esta escena nos recuerda la primera obra de los Hermanos, pero las ropas de los personajes son modernas para indicar la actualidad de nuestra misión.

  • Finalmente, un recordatorio: aunque los Hermanos fuimos fundados en 1821, el Piadoso Socorro (Pieux-Seccours, en francés) ya existía desde 1818. El comienzo de nuestro camino al Bicentenario de la fundación del Instituto coincidió con los 200 años de la primera obra del Padre Andrés Coindre por los jóvenes marginados de Lyon.

 

Para nosotros esta Bandera es un signo que nos recuerda nuestros orígenes, un elemento que nos puede ayudar a motivar a las comunidades educativas hacia el Bicentenario y un signo de comunión con el resto del Instituto, pues en unos treinta países hay Banderas como similares en diferentes idiomas.

 

(Nota: Este texto puede ser compartido con directivos, docentes y alumnos con motivo de la visita de la Bandera a cada comunidad educativa.)

Please reload