Encuentro de la CALE en Perú

12/28/2019

Del día 2 al 9 de noviembre viajamos a Perú junto con el Hno. Leonel Cárdenas. Mi destino era participar en la reunión de la Conferencia de América Latina y España a desarrollarse en Lagunas, mientras que, al mismo tiempo, el Hno. Leonel se reuniría en Lima con el resto de la Comisión de Promoción Vocacional de la misma conferencia.

 

Ya en Lima, la tarde del sábado 2, visitamos en el hospital al Hermano “Bene” (Benedicto Pérez), que hasta el día de hoy permanece en terapia intensiva. El domingo los responsables de las entidades viajamos en avión desde Lima hasta Tarapoto y desde allí en auto, durante tres horas, a la ciudad de Yurimaguas. Después de comer visitamos la comunidad de hermanos, el Instituto Pedagógico que dirigen y participamos de la Misa en la Catedral. El día 4, al salir el sol, navegamos aguas abajo durante tres horas por el río Huallaga (uno de los brazos principales del Amazonas) y llegamos a la ciudad de Lagunas (de unos 7.000 habitantes). Allí nos recibieron los Hermanos Guillermo Maylin y Juan José Zabalza, así como el matrimonio formado por Jaime y Netis, misioneros laicos del colegio de Madrid, con sus cinco hijos: Ruth, Marina, José Luis, Joaquín y Mónica.

 

En esos días trabajamos intensamente en el temario que teníamos previsto: la formación inicial y la realidad de los hermanos en nuestras obras. También pudimos visitar el Colegio Misional Santa María Goretti y el internado: recorrimos las instalaciones, nos encontramos con los docentes y percibimos en los jóvenes el deseo de superarse. En el internado se alojan 80 adolescentes (50 mujeres y 30 varones) que proceden de las comunidades interiores de la selva, algunos pueden tardar en llegar hasta dos días de navegación.

 

1/3

 

 

El martes 5 de noviembre, junto con directivos del colegio y del internado, fuimos navegando hasta la comunidad Esperanza, donde viven 23 familias y pudimos visitar la escuela, con 16 alumnos de primero a sexto de primaria. Allí pasamos la mañana y vimos sus casas y su estilo de vida. Volvimos a la tarde, río arriba, viajando durante tres horas hasta Lagunas.

 

Emprendimos el regreso a Lima el jueves 7 a las 8:00: navegamos río arriba durante cinco horas, hacia Yurimaguas, desde donde viajamos en auto hacia Tarapoto para tomar el avión a Lima. Llegamos a la casa del noviciado a la 1:30 de la madrugada, donde al día siguiente seguimos trabajando con los temas pendientes y la Comisión de Promoción Vocacional nos informó de lo trabajado por ellos. El sábado 9, a la noche, regresamos a Buenos Aires.

 

El viaje resultó muy enriquecedor por la diversidad de personas con las que nos encontramos: compartimos algunas comidas, la oración y la Eucaristía con la comunidad del noviciado; en Yurimaguas vimos el proceso de inculturación de los hermanos, que ayudan a los estudiantes del Pedagógico a valorar sus raíces; en Lagunas conocimos la experiencia del carisma compartido con los laicos y sentimos la llamada a responder a las necesidades urgentes de los más desfavorecidos; en la comunidad Esperanza palpamos la libertad de vivir fuera de la sociedad de consumo y el despertar del espíritu contemplativo por la belleza de la creación.

 

Agradecemos a los hermanos de la Delegación de Perú y al Hno. Carlos Almaraz, Provincial de España, su acogida y el cuidado para hacernos sentir en casa. Queda abierta la posibilidad de que otros hermanos o laicos quieran vivir, durante algunos años, la vocación misionera en Perú, con la seguridad de que esto conduce a una renovación interior que nos abre a la alegría.

 

Hno. Javier Lázaro

Please reload