Convivencia vocacional en Villa General Belgrano

3/9/2020

Como sucede desde hace ya varios años, nuevamente los Hermanos del Sagrado Corazón destinaron algunas semanas del mes de febrero para abrir las puertas del colegio de Villa General Belgrano a jóvenes interesados en conocer la vida comunitaria.

 

En esta ocasión fuimos alrededor de diez los jóvenes que vivimos la experiencia que, por cierto, fue muy grata. En ella compartimos diferentes momentos con los Hermanos que nos permitieron conocer aún más sobre ellos y su comunidad.

 

Por la mañana comenzábamos rezando Laudes y teníamos la misa, luego, después de desayunar, compartíamos dos momentos de reflexión: uno con el Hermano Lázaro y otro con el Hermano Leonel. Ellos en el primer encuentro nos dieron a conocer los temas a tratar en la semana; este año fueron la sexualidad/afectividad de las personas y la vocación en los profetas.

 

Las actividades de la tarde eran el rezo del Rosario y Vísperas y, después, un paseo en grupo para ir conociendo distintos lugares de la ciudad. Estos paseos se caracterizaban por una caminata que finalizaba con el rezo del Rosario del Sagrado Corazón.

 

En lo personal, esta fue la segunda vez que participé y, al igual que el año pasado, me voy muy contento de la Villa. Es una experiencia que nos permite a los jóvenes abrir los ojos frente a la vida consagrada y entender que es algo cercano, algo que no es “de otro mundo” y, además, tenerlo presente como una vocación a discernir de sentir el llamado de Dios. Pudimos ver que la vida en comunidad es totalmente fraterna y también cómo los Hermanos viven su vocación con alegría en su día a día.

 

Por otro lado, al conocer un poco más la vida en comunidad podemos dar testimonio de lo vivido y transmitir a otros jóvenes tanto la posibilidad de realizar esta experiencia como el hecho de que la vida consagrada es una vocación a la que capaz está siendo llamado.

 

Ignacio Mele, Venado Tuerto

 

 

 

Please reload