Inicio del Noviciado del Hno Gastón Spahn

“Ustedes son mis amigos (…) yo los elegí a ustedes” (Jn 15, 14a.16a).

“Voy a prepararles un lugar (…) a fin de que, donde yo esté, estén también ustedes” (Jn 14, 2-3).

“Yo estoy con ustedes hasta el fin del mundo” (Mt 28, 20).





En estos versículos del Evangelio está el misterio de nuestra vida y nuestra consagración. Frecuentemente reflexiono sobre ellos para ver como los he vivido y los he compartido con las personas que me rodean.


Creo que nuestro testimonio de consagrados se muestra y demuestra respondiendo a la amistad que el Corazón de Cristo nos ofrece desde antes de la creación del mundo y compartiéndola con aquellos que caminan a nuestro lado.


Por eso, estimado Hermano Gastón, te quiero presentar ante el Hermano Eusebio. Con él compartimos el año del noviciado desde el 15 de agosto de 1968 al 15 de agosto de 1969, en Alsasua (Navarra), y fuimos descubriendo el amor misericordioso del Corazón de Jesús que nos sostiene, nos mantiene y nos impulsa a aprender y a ser semejantes a Él. El Hermano Eusebio te ayudará a vivir esta realidad en tu vida personal, con los hermanos de comunidad y con toda persona que encuentres en la vida.


Desde la oración temprana presenta a las personas que han tenido que ver en tu vida y vocación y agradece por todas ellas, especialmente por las que encontrarás en ese día. De este modo descubrirás que son el “regalo” de la presencia de Cristo para que puedas vivir su amistad y fraternidad.


Por supuesto que esto exige cercanía, práctica, perseverancia y paciencia con uno mismo y con nuestros próximos, pues somos frágiles y necesitamos sabernos amados para no detenernos y abandonar.


No olvidemos que Él está con nosotros y no cesa de acompañarnos en este caminar, hasta lograr la unidad y la fraternidad posible acá abajo para después llamarnos a disfrutar la Vida plena.


La vida eterna se construye día a día desde este mundo, sin ser del mundo, en los pequeños detalles que hacen nuestra existencia, que nos hacen vivir el encuentro con nuestros hermanos y con Dios. Es imprescindible ser creativos y compartir la alegría en el servicio, desterrando todo aquello que nos divide y nos excluye, cosa que es frecuente en el mundo sin Dios.


Querido Gastón, ya que iniciaste tu noviciado el 25 de diciembre de 2021 continúa meditando la propuesta evangélica anotada al comienzo y déjate guiar por el Espíritu y la sabiduría del Hermano Eusebio, agradeciendo a Dios por la oportunidad que nos da de vivir de su amor misericordioso.


Nosotros también rogaremos por ustedes y para llevar a cabo lo mismo que te proponemos. Trasmite a todos los hermanos que convivirán con vos nuestros deseos de vivir este año en la amistad de Dios y el servicio a los hermanos.


Hno. Gonzalo Carvajal

Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Archivo