Lomas de Zamora: Testimonio al egresar del Colegio

Informa: Marcelo León



¿Cómo fue nuestra experiencia en el Colegio?

Por Mercedes y Josefina Maida


Son tantos los sentimientos que afloran al tener que cerrar una etapa tan hermosa como esta, que se hace difícil poner en palabras lo que es para nosotras nuestro colegio y lo que fue vivir en él tantos momentos. Si lo tuviéramos que describir en una sola palabra sería “HOGAR”, ya que fue nuestra segunda casa durante estos 15 años. Si tuviéramos que hablar de un sentimiento diríamos el de “PERTENECER”, porque no sólo fue formar parte de una institución sino que fue ser parte de una gran familia. Si tuviéramos que hablar de una emoción elegiríamos “ALEGRIA”. Y si nos preguntas como experiencia, sin dudarlo te decimos “ÚNICA”.


No hay forma de escribir esto y que no aparezcan lágrimas de emoción y algunas de nostalgia que nos da el empezar a despedirnos. Cada uno de los que integran el colegio son parte de nuestras vidas y, por el simple hecho de habernos cruzado, de alguna manera u otra forman parte de nuestra historia. Nos llevamos amigos para toda la vida y compañeros que formaron parte de nuestros días, con los que compartimos este hermoso y largo camino que es el de crecer y transformarnos en las personas que somos ahora. Profesores que más allá de ser quienes nos dotaron de saberes y aprendizaje, fueron grandes maestros de la vida, esos que no enseñan solo matemática o lengua, esos que, en realidad, enseñan con el ejemplo y nos dieron grandes valores. No podemos olvidarnos de los directivos que siempre estuvieron atentos a todo lo que necesitábamos, quienes también nos acompañaron y contuvieron en cada momento, y también quienes nos mostraron los límites cuando había que ponerlos, sabiendo que, a pesar de que no nos gusten algunos retos, es parte del que te quieran bien. Cómo no nombrar a los preceptores, los Hermanos y hasta los guardias de seguridad, la portera y cada persona que siempre nos bridó una sonrisa, una palabra de aliento o también un abrazo cuando más lo necesitábamos. Fueron, son y serán siempre parte de nuestros corazones, porque como dijimos antes, forman parte de nuestra historia.


Las despedidas no nos gustan, y si bien sabemos que los cambios son siempre buenos y traen un aire renovador, salir al mundo, conocer gente nueva y dejar atrás esta hermosa escuela nos llena de nervios y miedos. Algunos dicen que lo que está por venir siempre es mejor, y aunque sabemos que seguramente así sea, y aunque tengamos muchas ganas de seguir creciendo y aprendiendo, dudamos que todo este conjunto hermoso de coincidencias se vuelva a repetir, por eso cuesta tanto decir adiós, y es por eso mismo que preferimos quedarnos con un “hasta pronto”, porque para nosotras esto no se termina. Nuestro querido Sagrado se transformó, ya no será parte de nuestra rutina, pero con seguridad sabemos que es uno de nuestros mejores recuerdos, de esos que te llevas grabado en el corazón.


Las palabras sobran cuando los sentimientos hablan por sí solos, pero si vos enserio querés que nosotras te expliquemos lo que fue y es nuestro colegio con todo lo que eso implica y significa, te podemos concluir esta carta con una frase de una canción que nos gusta mucho… “Crecer, aprender, reír y jugar, ellos son mis gigantes del corazón, les juro que por ellos, yo SOY”.


SAGRADO CORAZÓN, VOS SOS NUESTRO GIGANTE DEL CORAZÓN.

Etiquetas
Publicaciones destacadas