Encuentro virtual del equipo directivo de Lomas de Zamora

Hoy la tecnología tiene rostro humano y no es menor verla así cuando por mucho tiempo se la acusó de poner distancia, enfriar la comunicación y propiciar el individualismo. En estos tiempos que corren, de repente irrumpe en nuestras vidas con la fuerza de un titán y se nos hace imprescindible, nos atraviesa y ordena nuestro tiempo real.

Es evidente que hoy en este nuevo contexto, donde lo privado y lo público conviven más que nunca, estará en nosotros darle el espacio en su justo equilibrio y no dejar atrás los encuentros personales tan necesarios para alimentar el alma.

Desde que participo de la gestión, las reuniones de equipos directivos tienen su impronta especial. A partir del momento de la oración y de ponernos en manos del Sagrado Corazón, se comparten vivencias, preocupaciones y, entre mate y mate, siempre se sueña el futuro.

El último día que vi a mis compañeros fue el 17 de marzo, cuando nos despedimos con sentir y preocupación por la nueva situación que nos tocaba vivir, que en principio sería por quince días. Grandes desafíos venían por delante y todos giraban en torno a la virtualidad, como el nuevo escenario donde sucederían las cosas.

El reencuentro fue casi un mes y medio después y ya no cara a cara sino mediados por una PC o un celular. Sin embargo, en este encuentro nunca deje de sentir que estaba en mi comunidad, por el espacio de escucha y el compartir en presencia del Sagrado Corazón. Él ahí estaba, vivo y esperanzado. Nos abrazaba y contenía aun estando nosotros a la distancia.

Finalmente, siempre se dice que la gestión, el cargo, tiene momento de mucha soledad, pero cuando el encuentro se logra nos damos cuenta de que, aún mediatizados, seguimos siendo rostros cercanos, personas que nos respetamos y caminamos juntos, unidos por un verdadero afecto.

Los sueños también estuvieron presentes, aun sabiendo que tendremos que resignar muchos proyectos, pero otros tantos los podremos resignificar. Los espacios de encuentro serán distintos y las vivencias, los lazos, que mantendrán vivo nuestro carisma.

Gracias por este momento que, entre mate y mate, nos animó a seguir.

Prof. Silvia Rivas, Directora Nivel Secundario

Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Archivo

Estado de Israel 4230

Ciudad de Buenos Aires, C1185AAO

info@hermanoscorazonistas.org

© 2015 todos los derechos reservados.

Creado por  Mascov.com

SEGUINOS

  • White Facebook Icon
  • YouTube Clean