Experiencia actividad socioeducativa en Nivel Inicial – Lomas de Zamora

El presente año nos invitó a enfrentar un desafío inesperado que, paso a paso, fuimos, en comunidad y con mucho esfuerzo, sorteando juntos. En medio del contexto de pandemia Covid-19, gracias a todos y a cada uno de los que formamos parte de nuestra comunidad educativa, hicimos posible una manera diferente de ser escuela, haciendo presente el Jardín en los hogares de cada una de las familias.


La participación activa nos consolidó como comunidad educativa y permitió seguir siendo garantes del derecho a la educación de nuestros niños/as. Nos encontrarnos, con nuestros alumnos y sus familias de otra manera y descubrimos que era posible, con mucho esfuerzo, seguir adelante a pesar de todo.


Si bien en este tiempo compartido hemos aprendido que el jardín no es el edificio, sino que son los vínculos que establecemos con nuestros niños/as, sus familias y la comunidad, y que son precisamente esos vínculos los que permitieron que el acto educativo se desarrolle, allí donde estuviéramos, aún en la intimidad de nuestros hogares, siempre estuvo presente el deseo de volver a encontrarnos y el interrogante constante de si sería posible en este curso.



Fue así que, encontrándose nuestro municipio en nivel medio-bajo de riesgo epidemiológico, el 24 de noviembre nos informaron de manera oficial que se habilitaba la posibilidad de realizar actividades de revinculación socioeducativas, no pedagógicas, para los alumnos de las salas de cinco años.


Como escuela, siendo conocedores de los protocolos vigentes, el edificio ya estaba preparado. Los docentes se mostraron muy dispuestos y las familias, muy contentas, manifestaron su aprobación autorizando a la mayoría de los niños a asistir a las actividades presenciales. Sólo seis familias eligieron continuar desde el espacio virtual.


Con gran alegría los días 3 y 10 de diciembre recibimos a nuestros alumnos de 5 años en la escuela. La propuesta estaba organizada en tres “burbujas” de 10 alumnos cada una, con una maestra por grupo, en un tiempo de 90 minutos por bloque, al aire libre y con el distanciamiento reglamentario.


Fue un momento cargado de mucha emoción y amor. Los niños se apropiaron prontamente de esta manera de ir al Jardín, respetaron todos los protocolos vigentes y pudieron expresar su sentir cargado de alegría y mucho entusiasmo, demostrando, una vez más, que esto era posible. Las familias se manifestaron muy emocionadas y agradecidas.


Contamos con el compromiso y la responsabilidad de todos los que formamos parte de nuestra comunidad educativa corazonista. Con el rol activo y responsable de cada uno sorteamos obstáculos, nos engrandecimos, nos fortalecimos y vivimos el ser uno en comunión con el otro. ¡Nos sentimos una vez más en casa! Somos comunidad.


Karina Casas

Directora Nivel Inicial

Colegio Sagrado Corazón

Lomas de Zamora

Etiquetas
Publicaciones destacadas