Pascua Docente: Dios nos sorprende



Dios sorprende, siempre sorprende. Al principio me pareció una idea descabellada proponer una Pascua Docente, tenía varias contras. Sin embargo, a la mayoría del equipo le gustó la idea y seguimos adelante. El tiempo de pandemia ha sido muy duro para nuestros alumnos, pero también para los docentes; era bueno detenerse en ellos, ofrecerles un espacio propio de encuentro con Dios, darles una herramienta más para vivir la Semana Santa y prepararse para el Domingo de Pascua.


El Jueves Santo, 14 de abril, éramos más de 40 personas en Zoom. Nos reunimos de 10:00 a 12:00 y de 22:00 a 23:30. Todas las comunidades educativas estuvieron presentes.


La mañana estuvo centrada en la Última Cena del Señor. Primero, iluminados por el signo del lavatorio de los pies. Desde la Palabra fuimos a la vida y la compartimos. En pequeños grupos nos preguntamos cómo hacer para vivir mejor la experiencia del servicio en nuestras comunidades educativas. Al regreso, volvimos a la Palabra para contemplar a Jesús partiendo el pan y compartiendo el vino. Y terminamos en adoración ante la Eucaristía, expuesta en vivo en la capilla de Montevideo, dando espacio para la alabanza espontánea. La emoción era palpable, así como la presencia del Espíritu, que movía los corazones a abrirse y compartir sin miedo.


De noche de nuevo nos guio la Palabra, pero hicimos un pequeño “salto temporal”: como si ya hubiéramos vivido la Pascua nuestra oración nocturna fue un Vía Lucis., acompañamos a Jesús en sus diferentes apariciones tras la Resurrección. De este modo terminamos, alegres y plenos, una jornada donde Dios nos volvió a sorprender, como siempre.


Hno. Emilio Rodrigo

Equipo de Animación Pastoral

Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes