top of page

Queremos despertar tu esperanza

Cuentas con Dios... Dios cuenta contigo.

Sólo Dios puede dar la fe, pero tú puedes dar tu testimonio.

Sólo Dios puede dar esperanza, pero tú puedes dar a tus hermanos tu confianza.

Sólo Dios puede dar amor, pero tú puedes enseñar a otros a amar.

Sólo Dios puede dar paz, pero tú puedes apoyar a alguien que está desanimado.

Sólo Dios es la luz, pero tú puedes hacer que brille para todos.

Sólo Dios es la vida, pero tú puedes devolver a los demás las ganas de vivir.

Sólo Dios puede hacer lo que parece imposible, pero tú puedes hacer lo posible.

Sólo Dios se basta a sí mismo, pero Él prefiere contar en ti.

 

 

Al concluir nuestro retiro anual participamos de un encuentro fraterno de oración con motivo de la renovación de la administración provincial. Fue un momento bien llevado y lleno de símbolos oportunos que, personalmente, aprecié gratamente.

 

Cada hermano presente me entregó por escrito su “esperanza” para la Provincia. Después de leer atentamente cada mensaje y meditar en mi corazón cada esperanza mencionada, quiero compartir con ustedes los grandes cauces que vislumbro:

 


ENCUENTROS:

-       con la comunidad local, provincial y con otros hermanos de la CALE, para consolidar nuestras relaciones.

-       al estilo de los primeros cristianos, para que, estando Cristo presente, todos “vean cómo nos amamos”.

-       para apoyarnos en la pastoral vocacional.

-       para que nuestros hermanos mayores o con dificultades sientan el apoyo comunitario.

-       para testimoniar la comunión entre todos.

-       para sentir que la misión de cada uno es de todos, es de la Provincia.

-       p ara interesarnos por los demás y prestar servicios comunitarios.

 


CRECIMIENTO:

-       en la fidelidad a Dios y al Evangelio.

-       en la fraternidad, la espiritualidad y la misión, a ejemplo de Jesús.

-       en la fe y la esperanza.

-       en la misericordia.

-       en el acompañamiento de cada uno.

-       en el carisma compartido con los colaboradores laicos.

-       con apertura a los cambios sociales que vivimos.

 

RECONOCIMIENTO:

-       de que fuimos y seguimos siendo bendecidos por Dios como personas y Provincia.

-       De que somos presencia significativa de Jesús en nuestros centros.



¡Qué el Sagrado Corazón de Jesús, a quien tanto hemos rezado en el retiro, nos ayude a despertar la esperanza!

 


 

Comments


Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Archivo
bottom of page