Testimonio del grupo misionero de Venado Tuerto

Partamos de la base de que nuestra misión 2022 no fue una misión convencional, ya que por la situación sanitaria no pudimos ir a Murphy (pueblo a misionar, a unos 19kms de Venado Tuerto), por ende, no pudimos llevar a cabo las actividades programadas como todos los años (visitas a las casas, catequesis con niños, jóvenes y adultos, entre otras).




Sin embargo, el equipo coordinador trató de que tuviéramos una vivencia lo más parecida a una vida de misión, por esto planificaron un retiro/convivencia/misión, con varias actividades que nos ayudaron a tener un clima apropiado y alimentar nuestra fe. Constó de muchas propuestas y actividades entre las que destacamos:


  • “Compas”: al igual que en un año normal, había parejas o tríos de compañeros, con los que compartíamos mayor tiempo realizando diversas tareas como cocinar, limpiar, preparar las oraciones, etc.

  • Comunitarias: cada grupito aportaba, en lo organizativo, lo mejor de sí para que todo saliera bien y estar siempre al servicio de los demás.

  • Oración: realizamos las lecturas y reflexión del evangelio y los salmos diarios, tanto en laudes como en vísperas; al mediodía teníamos el rezo del rosario y, para finalizar el día, hacíamos la oración de la noche. Algunos días recibimos la comunión.

  • Actividades en el colegio: tuvimos varios momentos que nos ayudaron a unirnos como grupo, a fomentar nuestra fe y a conocer los orígenes de la misión. En el desierto pudimos reflexionar sobre nuestro camino, nuestra perseverancia, de qué manera trasmitimos a Jesús a los demás y lo que creemos que él espera de nosotros, haciendo hincapié en el plan de Dios. Otro día el Hno. Roberto realizó una presentación de lo que fue y es la misión Cor Jesu, explicándonos los orígenes y los distintos pueblos y ciudades que fueron misionados a lo largo de los años. Vimos muchas fotografías de familiares, profesores y personas conocidas, que hoy en día son exmisioneros referentes para nosotros; también compartimos anécdotas. En otra ocasión compartimos ideas sobre la autenticidad de uno mismo y la coherencia de vida, cómo poder armonizar la vida en sociedad, la fe, el ser uno mismo, el no llevar “caretas” en el día a día...

  • Actividades en Murphy: consistieron en asistir a la misa del domingo 9 de enero y el martes 11 realizar una procesión en honor de la Virgen María, que culminó en la eucaristía concelebrada por el Sr. Obispo, Monseñor Han Lim Moon, y el Párroco, P. Diego Buffón; con estas dos sencillas actividades nos hicimos presentes en nuestro lugar de misión.


Sin duda fue una misión única e inolvidable: compartimos anécdotas, mates, risas, llantos, fogón, misas, momentos en comunidad, pintamos un mural… ¡¡¡Tuvimos momentos recreativos en los cuales nos divertimos mucho con todo el grupo!!! También hubo momentos en los cuales nos abrimos al resto y compartimos situaciones personales, lo cual permitió que nos conociéramos un poco mejor, creciendo así en nuestro ser familia misionera.


Si bien no fue la misión para la que nos preparamos durante el año, es bueno destacar que en todo momento intentamos hacer presente nuestro lema misionero 2022: “SE TRATA DE PONER TODO EN SUS MANOS”.


Rocío Pereyra y David Álvarez

Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes