El Hno. Policarpo nos habla – Diciembre ‘15


Con motivo de un Jubileo, el Hno. Policarpo publicó en marzo de 1847 una Circular para los Hermanos en la que manda hacer oraciones por la conversión de los pecadores. Compartimos algunas significativas frases de la misma:

  1. Han llegado los días saludables y de bendición que Dios, en su infinita misericordia, ha tenido a bien concedernos una vez más.

  2. Llénense todos del espíritu de Dios, que el celo de su gloria los abrase y los consuma.

  3. Mediante la oración y las buenas obras, hagan una santa violencia al cielo en favor de tantos como viven en sombras de muerte.

  4. La santa Iglesia acaba de abrirnos los tesoros de la bondad divina. ¿Permaneceremos insensibles a nuestros propios intereses, a los de nuestros Hermanos y, sobre todo, a las necesidades de los pecadores?

  5. ¿No es verdad que Dios espera de nosotros humildes súplicas, capaces de hacerle una santa violencia? ¡Ay!, ¿seremos del número de los indiferentes? ¿Acaso no somos de los que deben llorar por los pecados del pueblo?

  6. Sí, amadísimos Hermanos, cual otros Moisés, alcemos nuestras manos suplicantes hacia el Cielo para que perdone a los pobres pecadores, para que la fe, ese sagrado depósito, no les sea arrebatada para siempre-

  7. No debemos ignorar, mis queridos Hermanos, que Nuestro Señor, durante su vida mortal, acogió siempre con bondad, no solamente a los que le dirigían sus oraciones por sí mismos, sino también a los que intercedían por otros.

  8. Llenos de confianza y profundamente apenados por la ceguera de tantas almas, nos reuniremos en los Sagrados Corazones de Jesús, nuestro buen Maestro, y de María, refugio de pecadores, para atraer sobre estas almas, durante este santo tiempo de jubileo, todas las gracias que reclama su infeliz estado.

  9. En nuestras oraciones, pensemos además en aquellos miembros de nuestra querida Congregación que no se cuentan en el número de los religiosos fervientes.

Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Archivo