Retiro y encuentro anual de los Hermanos

La misión de una persona consagrada a Dios es la de hacer presente al Señor en medio de su pueblo, que en el caso de los Hermanos del Sagrado Corazón son los niños y jóvenes, así como sus familias. Para ello es necesario cultivar siempre la vida interior, la espiritualidad. Por eso anualmente todos los Hermanos nos reunimos durante algunos días (generalmente a fines de enero) para “retirarnos” del ajetreo cotidiano y darnos unos días especiales para el encuentro con el Señor.



Este 2017, como el año pasado, realizamos nuestro retiro en la zona de pastoral del colegio Manuel Belgrano de Temperley.


Contamos con la presencia del Padre Daniel Lascano, de los Sacerdotes Operarios Diocesanos, que durante tres días nos guió en un viaje interior siguiendo el esquema de los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola. Fueron tres días de silencio exterior, pero de intenso diálogo en el corazón con Jesús.


Posteriormente a esos días tuvimos otros tres días de encuentro, ya en un clima diferente, pues el centro no era la oración personal sino la reflexión compartida y el diálogo comunitario.


De estos días uno y medio lo dedicamos a la pastoral vocacional, también guiados por el Padre Daniel, pues es la especialidad de su congregación. Nos ayudó a comprender mejor la cultura juvenil actual y los procesos interiores que vive el joven que se cuestiona el sentido de su vida ante el Señor. Todos sentimos una fuerte llamada a seguir colaborando, desde nuestras realidades y posibilidades, en este crucial campo de la evangelización.


La tarde del segundo día la dedicamos a profundizar en nuestra salud psico-afectiva. Nos ayudamos con la película de animación “IntensaMente” que presenta una forma novedosa de comprender las emociones y la importancia de cada una en nuestra vida. El Hno. Roberto De Luca preparó algunos materiales que nos ayudaron a aprovechar mejor la riqueza de la película.

El tercer y último día del encuentro fue especial, pues fue el 2 de febrero, fiesta litúrgica de la presentación del niño Jesús en el templo y celebración en toda la Iglesia del día de la Vida Consagrada.


Por la mañana reflexionamos sobre nuestro Carisma Corazonista, ayudados por la presentación que realizó el Hno. Emilio Rodrigo. Especialmente intentamos profundizar en algunos escritos del Padre Andrés Coindre y del Venerable Hermano Policarpo, para descubrir allí las primeras pinceladas del mismo.


Y al medio día compartimos la Eucaristía y el almuerzo, en los que celebramos las “Bodas de Oro” de Vida Consagrada de los Hermanos Mario Gassmann y César Gómez. Momento profundamente emotivo sobre el que ahondaremos en otro momento.


Ver álbum de fotos



Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Archivo