Nace la “Comunidad Pastoral Corazonista”


En nuestras comunidades educativas de América Austral con el paso del tiempo han ido surgiendo diferentes grupos pastorales. Los mismos no sólo tienen diferentes nombres, sino que varían también en sus enfoques, sus objetivos y las edades a las que apuntan. Todo esto es una gran riqueza que el Espíritu ha ido suscitando dentro de un único carisma Corazonista. Sin embargo, sentimos también el llamado a trabajar y crecer juntos, porque aunque seamos distintos miembros formamos un solo cuerpo.

Con este objetivo, en la primera reunión de referentes de grupos pastorales que se llevó a cabo en el 8 de diciembre de 2018 en Temperley, ya habíamos acordado que deseábamos avanzar en una mayor comunión entre nosotros, pero respetando la identidad y la autonomía organizativa de cada grupo. Ahora, en la reunión del 18 de mayo en Lomas de Zamora, dimos algunos pasos más en la misma dirección:

  1. Elegimos el nombre “Comunidad Pastoral Corazonista” para identificar al conjunto de grupos pastorales que ya existen en la Provincia y aquellos que pudieran aparecer más adelante. Ya sea que se trate de Juvencor, Preju, Confirmación, CJC, Animación, Infancia Misionera, Voluntariado, Grupos Misioneros Cor Jesu, Pascua Joven, Peregrina… todos formamos parte de la Comunidad Pastoral Corazonista, ahora ya podemos identificarnos con un nombre común, que no sustituye a los que ya existen.

  2. Para complementar el nombre elegido también escogimos un logotipo que nos identifique. Hubo unanimidad en la opción de asumir el logo creado para la Sesión Internacional del Carisma 2019, cambiándole el texto que le acompaña. Este logo muestra al Corazón de Jesús abierto, del que nace una llama que lo rodea, es la llama del fuego del amor de Dios y también la llama del Espíritu Santo que hace nacer todos los carismas en la Iglesia; nos remite también al ardor misionero de nuestro Fundador y a aquella frase bíblica que nos pidió que repitiésemos con frecuencia: “He venido a traer fuego a la tierra y cómo quisiera que ya estuviera ardiendo” (Lc 12, 49).

  3. Más allá de que cada uno de nuestros grupos tenga su propio perfil y metodología señalamos cuatro ejes comunes para todos. Ya se trate de grupos más centrados en la evangelización, la recreación o la vida espiritual, todos debemos avanzar en estas cuatro dimensiones de nuestro carisma:

  4. La espiritualidad de la compasión.

  5. La pedagogía de la confianza.

  6. La alegría de la fraternidad.

  7. El espíritu evangelizador.

  8. También acordamos que realizaremos una “asamblea anual” como actividad que nos dé unidad. Será un espacio para conocernos más, formarnos juntos y para dejar que el Espíritu vaya haciendo nacer otras iniciativas compartidas. Además, ya definimos que las dos primeras asambleas (2020 y 2021) estarán centradas en el Bicentenario del Instituto: la primera más como un espacio de formación y la segunda con un carácter más celebrativo.

Demos gracias al Corazón de Jesús por la riqueza pastoral que existe en todos nuestros centros y pidámosle que nos ayude a caminar juntos en esta nueva experiencia de la Comunidad Pastoral Corazonista.

Hno. Emilio Rodrigo

Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Archivo