top of page

SIC 2023 - Vivir nuestro Carisma

¡GRACIAS! Es la primera palabra que salió de mi corazón desde el momento en que me invitaron a participar de la SIC 2023. Me sentí bendecida por poder ser parte de una experiencia inolvidable, con la certeza de que Dios me ofrecía esta oportunidad, este “regalo”, en un momento tan particular de mi vida. Quienes ya habían participado de otras sesiones me decían, sin entrar en detalles, que sería “un antes y un después” de la sesión y que lo vivido y compartido sería movilizador.

Con mis compañeras de AMA nos contactamos enseguida y nos pusimos en marcha con los preparativos. Parecía que nos conocíamos de hacía muchos años y no era así, pero sí nos unía el mismo entusiasmo, alegría y buena predisposición para poder brindar lo mejor de nosotras en este encuentro. El grupo organizador no sólo estuvo atento a cada detalle desde el principio hasta al final, sino que además nos cuidaron, mimaron y acompañaron en todo momento.


Hermanos y docentes compartimos doce días en los que vivimos el carisma que nos une y nos identifica como Corazonistas. Distintas culturas, realidades escolares, laborales, experiencias personales… confluyeron en el Colegio Seminario Corazonista de Marinilla para que pudiéramos compartir en comunidad, en familia, la oración de cada mañana, los encuentros en la Eucaristía, las dinámicas y propuestas de trabajo individuales y grupales, los paseos, el retiro espiritual... Nos reconocimos en el carisma compartido, que se hace “carne” con la guía del Espíritu Santo en nuestras acciones de fraternidad, humildad, tolerancia, fe, compasión, ánimo, respeto, esperanza… Acciones que encarnaron en primer lugar nuestros fundadores, que han perdurado en el tiempo y que, en el día a día junto a los Hermanos, los laicos debemos difundir, para así convertirnos en “líderes resonantes” con nuestro ser y hacer.


Con el pasar de los días, los trabajos y las reflexiones compartidas, en mi cabeza no dejaba de aparecer la pregunta: ¿Qué voy a llevar a mi comunidad, a mi familia, a cada persona que Dios ponga en mi camino de todo este enriquecimiento espiritual que me llevo de la sesión? ¿Cómo será el mañana, lo que viene? Y la respuesta apareció casi naturalmente, porque el mañana será en la medida de lo que hagamos en nuestras comunidades, con la gracia de Dios, cada uno de los que participamos de la sesión. Porque la esperanza, anclada en la Palabra de Dios, es y será nuestro faro, nuestra luz, nuestra compañera de camino para poder sembrar y cosechar sueños, moviendo voluntades con acciones concretas y siendo verdaderos “artesanos” para poner manos, corazón, alma y cabeza… sin perder el ánimo y la confianza a pesar de las dificultades que se nos presenten.


Mi corazón está agradecido por pertenecer a esta gran familia Corazonista y por haber vivido esta experiencia que me permitió crecer interiormente. Me siento abrazada al carisma, renovado mi compromiso, cargada de ánimo y confianza y con la esperanza que el Espíritu Santo me da para poder continuar con nuestra misión de formar en la fe y brindar amor. ¡Muchas gracias!


Marina R. Prga

Vicedirectora de Primaria, Lomas de Zamora

Tags:

Comments


Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Archivo
bottom of page