San José, un patrono un poco ignorado

3/28/2015

 

San José es patrono de la Iglesia universal, pues cuidó de Jesús y de María y le pedimos que siga cuidando de la Iglesia, que es el cuerpo de su hijo. Pero ¿sabías que también es patrono de nuestra congregación? El artículo 19 de la Regla de Vida de los Hermanos establece que: “El instituto tributa un culto especial al Sagrado Corazón y al Corazón Inmaculado de María. Honra de una manera particular a San José, a los Ángeles de la Guarda, a San Juan Evangelista y a Santa Margarita María”.

 

Compartimos una reflexión del Hno. Javier Lázar, Superior Provincial, a raíz de su fiesta el 19 de marzo. También compartimos esta imagen poco común: San José explicando la escritura al joven Jesús.

 

“Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo” (Mt 1, 20).

 

Estamos en la octava de la fiesta de San José, uno de los patronos del Instituto, modelo de todas las virtudes y que tuvo la misión de educar a Jesús.  A unos días de haber empezado el ciclo lectivo es bueno mirar a nuestro protector, para aprender la pedagogía de la escucha y el discernimiento; de la confianza y el empeño; de la acogida y del silencio; del servicio y la celebración.

 

San José renuncia a su proyecto personal y acoge la voluntad de Dios con alegría. Recibe a María y vive el amor humano, con la perspectiva de la entrega de Dios a los hombres. Hoy nosotros podemos mirar e imitar a José para que nos enseñe a recibir en nuestro corazón a María, a Jesús, a cada docente y a cada alumno de nuestros colegios. A San José, a quien siempre hemos tenido como patrono de nuestros seminarios, roguémosle que nos envíe vocaciones y que nos ayude a acompañarlas.

 

 

¡San José, ruega por nosotros!

 

 

Please reload