top of page

La incidencia de la inteligencia artificial en la vida de la escuela

La inteligencia artificial (IA) es la capacidad de los sistemas o máquinas de “imitar la inteligencia humana” para realizar tareas de manera automática y repetir información entrenándose mediante la recopilación de datos. Una tecnología que se encuentra presente oficialmente como disciplina científica desde 1956.


El objetivo de la IA es la creación de máquinas que puedan actuar de forma automatizada, que puedan tomar decisiones independientes o supervisadas basadas en datos y algoritmos, encontrando patrones en grupos de datos y así ofrecer soluciones a problemas complejos.


Esta tecnología ha tenido grandes avances en los últimos años y ha transformado la sociedad de manera transversal, con un impacto significativo en la cultura escolar. Su potencial es prometedor y, a su vez demandante, ya que requiere una inminente alfabetización en las nuevas tecnologías (adquirir conocimientos, comprensión y habilidades digitales) para garantizar la equidad en el acceso e igualdad de oportunidades frente a las posibilidades que brinda.


Los dispositivos inteligentes y las herramientas basadas en IA se han convertido en una parte integral de la vida cotidiana y la escuela no escapa a esta realidad. Esto ha llevado a un cambio en la forma en que los estudiantes acceden e interactúan con la información y el conocimiento.



Los alumnos hacen uso de la tecnología, muchas veces, de manera intuitiva y nativa, por lo cual es prioritaria su formación y el desarrollo de habilidades en relación a la IA tales como: la comprensión básica de su funcionamiento, entender y conocer lenguajes de programación, recopilación y análisis de datos, desarrollo de bases sólidas en la resolución de problemas y pensamiento lógico, comprender la importancia de la formulación de preguntas y de la toma de decisiones, el entrenamiento de la creatividad (que les permita encontrar formas innovadoras de aplicación), tomar conciencia de la privacidad y seguridad de los datos personales en el mundo digital, entre otras.


La IA ha impactado en la cultura escolar de manera profunda, pero aún se ha llegado a aplicar su máximo potencial. Podría ser utilizada en sistemas de tutorías inteligentes con retroalimentación a estudiantes y docentes, personalización de planes de estudio, detección de dificultades en el aprendizaje y posterior adaptación del contenido en base a sus avances, creación de contenido educativo interactivo, entre otras tantas aplicaciones.


En cuanto a lo moral y ético, es fundamental que en el ámbito escolar se aborden y trabajen temas de ciudadanía digital donde se entiendan derechos y obligaciones: huella digital; netiqueta (normas de comportamiento general de los usuarios de Internet); privacidad, control y sesgo de los datos (para que los estudiantes comprendan que en la recopilación masiva de información existe el riesgo de que esta se utilice de manera indebida o se comparta sin su consentimiento).


La UNESCO sostiene que “el despliegue de las tecnologías de la IA en la educación debe tener como objetivo mejorar las capacidades humanas y proteger los derechos humanos” y podría agregarse: “y promover la igualdad de oportunidades de los estudiantes para el futuro, desde el presente”.


En resumen, el conocimiento de la IA con fundamento puede generar un uso responsable, crítico y reflexivo de la tecnología al servicio de una mejor educación.


Betiana Melo Urtasin

Profesora de Informática, Temperley

Yorumlar


Etiquetas
Publicaciones destacadas
Publicaciones recientes
Archivo
bottom of page